Últimos temas
» BASTA DE ATENTADOS. BASTA DE MUERTES SINSENTIDO
Dom 27 Ago - 23:30:33 por ge

» EL CAZADOR Y SU PERRO
Dom 27 Ago - 22:06:34 por ge

» DROGA QUE PERMITIRÁ BORRAR RECUERDOS DE MANERA SELECTVA
Dom 27 Ago - 21:33:55 por ge

» EL OTRO / FILOSOFÍA A MARTILLAZOS
Dom 27 Ago - 21:02:53 por ge

» BENDICIÓN NÁHUATL
Dom 27 Ago - 20:57:44 por ge

» LA BUSQUEDA...
Dom 27 Ago - 20:45:13 por ge

» QUE HAS HECHO EN MI?
Dom 27 Ago - 20:41:47 por ge

» RECORDANDO
Dom 27 Ago - 15:49:45 por ge

» NO LO SE
Dom 27 Ago - 15:29:28 por ge

» LA BOMBA BIOLÓGICA QUE DESTRUYÓ A TENOCHTITLÁN
Dom 27 Ago - 14:58:56 por ge

» MUNDOS INTERNOS, MUNDOS EXTERNOS
Dom 27 Ago - 14:42:47 por ge

» PILOTO AUTOMATICO...
Lun 7 Nov - 16:52:50 por Vic

» RECORDANDO
Miér 19 Oct - 11:18:28 por Gatofidio

» TROIS PETITS POINTS
Mar 18 Oct - 11:46:09 por Gatofidio

» DESIERTO...
Mar 18 Oct - 11:37:32 por Gatofidio

» BASTA DE SEGUIR DESMONTANDO Y DE NO RESPETAR LAS COMUNIDADES QUE AHÍ VIVEN
Sáb 15 Oct - 13:09:43 por ge

» ANIMALES DE PODER
Sáb 15 Oct - 13:00:58 por ge

» FRASES BUDISTAS QUE PUEDEN CAMBIAR TU VIDA
Sáb 15 Oct - 12:09:46 por ge

» Hola me presento
Sáb 15 Oct - 12:04:35 por ge

» INFORME DE LA SITUACIÓN / VICTOR HEREDIA
Sáb 15 Oct - 11:51:35 por ge

» CREO SENTIR...
Miér 5 Oct - 19:53:16 por Vic

» NO LO ENTIENDO...
Miér 24 Ago - 20:25:59 por Vic

» LA DUDA...
Vie 8 Abr - 16:50:22 por Vic

» TRATAMIENTOS NATURALES PARA AYUDAR A CONTROLAR LA PRESIÓN ALTA
Jue 21 Ene - 16:39:04 por Gatofidio

» ADICTOS AL CELULAR
Jue 21 Ene - 16:34:30 por Gatofidio

» BASTA DE MALTRATO Y ABUSO A LAS MUJERES
Dom 10 Ene - 19:59:18 por Invitado

» LO MISMO?
Mar 5 Ene - 17:06:04 por Vic

» SIN DECIRTELO...
Mar 5 Ene - 16:57:39 por Vic

» LUGARES TEMPORALES
Lun 4 Ene - 15:48:31 por ge

» BELLA MÙSICA E IMÁGENES... (FLORES SLOW MOTION)
Mar 1 Dic - 10:22:12 por ge

» PARA REIR O LLORAR, DEPENDE DE COMO SE MIRE...
Mar 24 Nov - 13:14:34 por ge

» SABIAS QUE...
Mar 3 Nov - 11:44:09 por ge

» LA CARA OCULTA DEL VATICANO
Mar 3 Nov - 11:32:21 por ge

» CUENTO SABIO
Mar 3 Nov - 11:18:36 por ge

» EL AMIGO IMAGINARIO
Mar 3 Nov - 11:01:21 por ge

» LOS SOLDADOS JUDÌOS DE HITLER
Mar 3 Nov - 10:48:40 por ge

» ARTISTA SUBTERRANEO
Mar 3 Nov - 10:36:33 por ge

» LOS MAPAS IMPOSIBLES
Mar 3 Nov - 10:23:04 por ge

» LOS INVESTIGADORES SE ACERCAN A UN ANÁLISIS DE SANGRE PARA EL ALZHEIMER
Sáb 31 Oct - 12:56:39 por ge

» LA PATRIA / MENTIRA LA VERDAD
Sáb 31 Oct - 12:43:57 por ge

» REFLEXIONES / JOSÈ LARRALDE
Sáb 31 Oct - 12:41:19 por ge

» LA SICOLOGÍA DEL INCENTIVO
Sáb 31 Oct - 12:14:29 por ge

» DA, AMA, CONFÌA, ESCUCHA
Sáb 31 Oct - 11:16:55 por ge

» HERMOSO COMERCIAL TAILANDÈS
Sáb 31 Oct - 10:52:48 por ge

» NOS TIRABAN VENENO COMO SI FUÉRAMOS MOSCAS...
Jue 15 Oct - 21:24:48 por Gatofidio

» LAS CELULAS DE LOS HIJOS VIVEN EN EL CEREBRO DE SUS MADRES
Jue 15 Oct - 21:18:45 por Gatofidio

» LO IMPORTANTE ES SER LUZ
Jue 15 Oct - 21:15:28 por Gatofidio

» LUNA ROJA
Jue 15 Oct - 21:09:39 por Gatofidio

» SUEÑOS QUE CURAN
Jue 15 Oct - 21:02:22 por Gatofidio

» MINUSCULO (SIN COMENTARIOS...)
Sáb 3 Oct - 12:17:38 por Cris

» ENNYA - ANIRON
Miér 30 Sep - 11:17:00 por ge

» SWAN LAKE
Jue 24 Sep - 8:38:25 por ge

» CIRCULO
Vie 18 Sep - 8:37:25 por ge

» MÚSICA CON DELFINES
Jue 17 Sep - 11:14:18 por Cris

» El DESPERTAR DE SHE
Miér 9 Sep - 22:15:48 por Gatofidio

Quieres promocionar tu foro o blog aquì?

Enviame un mail a:

geaese2001@hotmail.com

o copia el banner. Subirè el 

tuyo aquí...   


Create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!



Create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!

Comentarios? 

Críticas?

Sugerencias?

Tu opinión sobre la página

puedes dejarla aquí...


Guestbook


Cuento grupal nº 10: "ENCUENTRO EN LA LAGUNA"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

31052013

Mensaje 

Cuento grupal nº 10: "ENCUENTRO EN LA LAGUNA"




El sol calentaba lentamente la tierra, con sus rayos matutinos, escudriñando en la niebla que se cernía sobre la laguna, donde el alboroto generado por sus múltiples habitantes, producía una cacofonía que casi imposible ignorar.
En medio se esta maraña de pastos, hierbas, juncos y piquillines se movía lentamente, saliendo del ensueño de su reposo nocturno para andar a sus anchas observando todo y calculando cual sería su presa y cómo y cuando se dispondría a comer….
Su metabolismo, era lento pausado y cada comida ingerida, le podía dar de días a semanas antes de repetirla…esto la hacía particularmente simpática, ya que su apetito no era voraz como otros inquilinos permanentes o transitorios del bello lugar.
Había de todo y para todos los gustos, pero todos sin  excepción tenían a un enemigo común, el ser más indefenso de todos, ya que no poseía colmillos, garras, pelo o cuero sobre su cuerpo, que no tiene ni velocidad ni es agilidad para un encuentro de vida o muerte, ni siquiera contra los medos dotados de la escala animal, sin embargo si tenía algo que al resto le faltaba, y es la inteligencia malévola y agresiva para modificar el entorno lo cual lleva inexorablemente a atentar contra el equilibrio natural que rige el planeta, desde millones de años.
Estando en estas reflexiones, mientras el día seguía avanzando hacia su cenit, se puso a pensar en algunos habitantes muy particulares de ese lugar, a las cuales había visto más de una vez….a la distancia porque ciencia cierta en su mundo nunca se sabe quien es amigo o enemigo, comida o presa.
Sabía muy bien que compartía el lugar con muchas especies distintas, sin embargo le habían llamado la atención dos viejos habitantes de lugar, cada uno con sus propias habilidades…y con un denominador común a los tres…todos eran a la vez…presa y comida., con lo cual el acercamiento debía ser cauteloso en extremo, no sea cosa que el instinto o la secreción gástrica activara las hormonas necesarias para facilitar una ataque y posterior festín.
El porque quería acercarse a estos seres, tan diferentes son esos raros misterios, que es tan difícil de predecir, sin embargo después de haberlos observados mucho tiempo, había notado en sus desplazamiento y aptitud que aparentemente tenían dos cosas en común….el agua y cierta inteligencia particular para enfrentar al entorno
Como buena serpiente  que era siempre media muy bien sus acciones y en pos de esta se encamino a tratar de encontrar a la rata y al tigre.
avatar
Gatofidio
Admin
Admin

Mensajes : 1710
Fecha de inscripción : 07/04/2011
Edad : 64

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

Cuento grupal nº 10: "ENCUENTRO EN LA LAGUNA" :: Comentarios

avatar

Mensaje el Vie 31 Mayo - 18:24:25  Cris

Esa mañana la rata se encontraba ordenando maníacamente su nido, ya que tenía noticias familiares que en ese tiempo habría cambios en su entorno; el más apreciado por ella, sus seres queridos, su familia.
Necesitaba más que nunca encontrar el apoyo de los suyos puesto que uno había partido recientemente hacia otro plano y otro estaba por llegar.
Un díscolo miembro se había llenado de ambición y reclamaba la atención de todos, pero era desordenado y belicoso; la rata necesitaba de sus influencias con gente importante para atraer a ése que demasiado no entendía pese a sus esfuerzos y encanto natural. Todo había fallado, ni siquiera los intentos de incorporarlo a la comodidad de la laguna.
Necesitaba en ese largo invierno que se avecinaba, por más que la estación le fuese propicia,sobre todo, cuidar más que nunca el dinero; las alacenas estaban bien provistas, pero... la laguna estaba cambiando y no todo parecía tan cómodo como antes. Ese miembro belicoso y poco atento solía disparar sin importarle el habitat de los demás y una señal de alerta había sonado en su cabeza.
Se puso a pensar en sus condiciones naturales: disciplina, meticulosidad sistemática, inteligencia pero ahora debía utilizar la astucia ya que su actitud comprensiva que la habían hecho popular en la laguna ya la estaba hartando.
Utilizar la astucia a veces, no le resultaba, porque por ahí, hacía demasiado ruido ante el belicoso que le iba muy detrás en inteligencia e interpretaba en sentido contrario sus deseos de paz y convivencia.
Sabía positivamente qué tenía guardado en sus alacenas, por las dudas, se dio una vuelta para cerciorarse de que nada faltaría; se sentía algo vieja y el nuevo año le había anunciado posibles mudanzas, obras en su casa o bien un viaje para encontrarse con esos nuevos amigos que deseaba conocer.
Todo parecía estar bien en su pequeño mundo, las crías por nacer, el camino trazado de los viajes, eso sí pasado el invierno porque si bien la estación le era propicia algunos huesos le estaban doliendo, las obras nuevas en su nido planificadas, muchas cosas por hacer.
Quizás pudiese conversar a la distancia con su amiga la serpiente, eso sí, bien protegida de ésta, en algún lugar donde no le diera alcance por estas cuestiones de que quizás se la devorara, pero quería comentarle que en el ámbito cultural y literario que ella frecuentaba doña coneja había visto la similitud de sus horóscopos para el año en curso.
No! No propiciaría aún el encuentro porque esa noche cuando se desplegaron los horóscopos no había escuchado muy bien lo que conversaron sobre el tigre, necesitaba otra reunión para saberlo a conciencia y poder hablar con ellos con argumentos para que no pareciera una charla de chimentos (ella sabía muy bien que a veces la lengua la perdía) y no deseaba ser devorada frente a un año que pese a los dolores del alma, se anunciaba bueno.
Recordó cómo se había adelantado ante el llamado de Buda, viajando en el lomo del búfalo y siendo la primera en llegar... Debía permanecer tranquila...
En eso estaba cuando escuchó: shu! shu! Oh! su nombre en chino...
¿Quién la llamaba esa mañana? ¿Quién perturbaba sus pensamientos?

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Sáb 1 Jun - 13:30:03  ge

Luego de la opìpara cena de la noche anterior, la tigresa hizo lo que mas le gustaba hacer: descansar con la panza llena vuelta al sol, entre los pastos altos y amarillentos que, no solo la hacían invisible sino que además, le servían para rascarse el lomo. Un largo bostezo, mostrò los poderosos colmillos dentro de su boca. Se estirò y sus zarpas rasgaron el aire, mortal pero silenciosamente. Relajada, mirò con los ojos entrecerrados, los restos de su cacerìa, a unos cincuenta metros, ahora cubiertos de carroñeros que en pocos minutos, dejarìan mas huesos que moscas. El único sonido en aquellas horas, provenìa del batir de las alas y del incensante picoteo que los buitres propinaban no solo al cadáver, sino a sus congéneres para defender un espacio que les proporcionase un poco de comida.
Las horas no tenìan importancia para ella. Solo el interés por saciar alguna necesidad, la movìa. Cuando el sol teñìa las aguas de dorado resplandor, se levantaba y hacìa de manera silenciosa, el recorrido rutinario por su territorio, que se extendía mas allà de la laguna toda.
No era timidez precisamente, lo que la hacìa no mostrarse durante el dìa. Evitaba ser molestada, por los chillidos que proferìan los monos en lo alto de los arboles o las huìdas intempestuosas que realizaban otros animales ante su paso, porque de alguna manera, eso la sacaba de ese estado de relajamiento que disfrutaba en extremo. Tanto el silencio como la soledad, formaban parte de su propia esencia. Bastaba emitir un par de breves rugidos, para que todo se acallara a su paso. Solo los insectos, ranas y murciélagos no hacían caso de esa advertencia. Sabìan que no eran presas que ella apreciara en lo absoluto. Carecìan del tamaño y de la sangre que ella necesitaba para transformarse en la màquina de matar que era en realidad.
Se sabìa poderosa pero no alardeaba de ello. Su naturaleza era la de todo felino: dejar la tranquilidad, siempre y cuando no quedara otra opción, que fuera absolutamente necesario.
Ella preferìa amedrentar que actuar.
Jamàs gastaba sus energìas de manera imprudente, nada ni nadie lo ameritaba en realidad. A pesar de ser impredecible, en sus reacciones, tenía la capacidad de medirlo todo con precisión en breves instantes. Podìa ser irascible, caprichosa o audaz, pero siempre y cuando su instinto le dijera que era lo mas adecuado a la situación. Su verdadera fuerza, radicaba precisamente en eso. Y solamente por eso, había sobrevivido con éxito, numerosos inviernos.
Cada dìa era un apasionante desafío, cuyo fin último, era el de resistirlo, sin dejar de disfrutarlo.
Habìa un lugar, un poco alejado de la laguna, en medio de aquel paraje agreste, que era su espacio preferido. Un claro, donde se erigía un roquedal de gran altura. Casi en el centro de aquella formación, había una, la mas prominente, de superficie casi plana, que era el lugar de elección de la tigresa. Desde ese sitio privilegiado, ella podía observar toda la vastedad de su territorio.
Ningùn animal osaba ocupar aquel sitio. Todos sabían que le pertenecía en exclusividad.
Su recorrido al final del dìa, la llevaba invariablemente a esa roca y de allì, descendía cada noche a buscar su presa, poco antes del amanecer…
Como aún, su estómago estaba demasiado lleno, no tendría que descender, por lo que se acomodò cuan larga era, y se durmiò.

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Mar 4 Jun - 20:18:38  Gatofidio

Shu-shu siseo la serpiente….estas ahí, sal tranquila que no tengo hambre y no tengo ganas de meterme en los túneles que construye con tus parientes.
Una nariz nerviosa olfateo el aire, y se acerco a la entrada del túnel donde una cabeza vivaz de grandes ojos redondos la observa…
Vamos dijo, sal que tengo cosas que contarte……he escuchado a los momos demasiado alborotados últimamente, y cuentan que hay mucha actividad del otro lado de la laguna, en el lugar que habitan los hombres. Parece ser que hay disputas entre ellos y cuando esto ocurre sabemos muy bien que clase de peligros corremos todos nosotros, sin importar si corres, vuelas o reptas, porque ellos solo traen fuego y hambre, dolor y lagrimas. Puede que alberguen a algunos seres que sepan convivir con el entorno, pero son la minoría. La gran mayoría busca tener y tener siempre mas sin importar a qué precio lo consiguen.
Pero que te puedo a ti contar, si Uds., han convivido decenas de cientos de años con ellos, los conocen mejor que yo, y si bien corro peligro, tengo la habilidad suficiente para pasar desapercibida o escapar tanto por la tierra como por el agua.
Pero otros no tendrán la misma suerte, algunos serán domesticados o exterminados, según el interés que tengan en su carne o su cuero…..dijo esto con un aire de fatalismo y bajo la mirada soltando un largo siseo…………..

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Mar 4 Jun - 22:34:50  Cris

Ah! Era She quién la llamaba esa mañana, pero... por las dudas, de un pequeño salto se subió a una pequeña montañita de tierra que estaba cerca de la laguna, tomando cuidado de que si la serpiente se acercaba demasiado podría correr hacia un árbol y treparlo rápidamente.
¿ Los monos te contaron que hay problemas entre los hombres? No me parece demasiado noticia la tuya, es cierto, los conozco muy bien y sé que dos por tres andan armando jaleo entre ellos; no serían humanos si no pelearan porque por historias de mis tatarabuelos sé que siempre andan de discordia en discordia.
Tenía que ir a lo de mi amiga la coneja para que me anticipara sobre lo qué les sucederá al resto de nuestros amigos. Sé que planean construír una represa cerca de la laguna y eso sería todo un problema para mi familia, pero... pensándolo bien, no vendría nada mal organizar una mudanza antes que rompan todo: con mi forma de ser bien podría trasladar mis cosas a sus propias casas y te aseguro que en un santiamén no les quedaría nada en sus alacenas.
Creo que la más complicada sería la tigresa, Hu, pero estos días anda algo aislada o bien está sobrando comida en la laguna porque la noto algo abstraída, como en meditación. Y no me gusta nada eso de saber que los hombres vendrán por carne o por cueros, Hu, tiene un hermoso pelaje...No tengo problemas en subir hasta el roquedal donde la he visto porque sé que tiene su estómago bien lleno, al igual que tú...
Oye She, puedo confiar en tu palabra? ¿O te estás guiando solo por los comentarios de los monos, que buenos son de andar de aquí para allá? Y si fueran infundios?
De cualquier manera, si te alejas, iré de una corridita hasta lo de Hu, por detrás de las orejas le susurraré lo que me comentas y también conversaré con algún mono que seguramente me cruzo alguno por el camino. Tú, querida She puedes mudar de cuero pero el de Hu es único y el único que la misma tiene, si los hombres planifican cacerías, cacería habrá. No mudaste acaso ya tu cuero este año? También tú corres peligro, yo... bueno, a mí nadie establecerá una guerra ni para domesticarme ni para hacerse un par de zapatos o abrigo con mi cuero; no sacarían ni para hacer un dedo de un guante, se sonrió astutamente la rata. Pero sí, le temo a los nuevos venenos, a todos he sobrevivido, he descendido antes que ellos de los barcos, me he adaptado al rigor del invierno, a los distintos tratamientos que el hombre me dispensó, a veces, soy medio manirrota pero mi tajada de queso , semillas o raíces, jamás me faltó.
Esperame cerca de mi vista, voy en busca de noticias y ya vengo. No te muevas hasta que le susurre a Hu, que duerme plácidamente y consulte a la sabia coneja; sé que ambos, tú y yo tenemos anunciados cambios, pero aún no he averiguado qué pasa con nuestra ermitaña amiga.
La rata consideró que su amiga la serpiente estaba demasiado buena esa mañana y que ella, era un bocadillo que particularmente le encantaba a She, bocadillo, canapé, pero así era.
Aunque la ebullición que había entre los hombres, era mucho pero mucho más peligrosa e irremediablemente tenían que unirse...
En el camino, recordó que la serpiente tenía un conocimiento ancestral, que era una especie de filósofo y mago a la vez, que podía percibir fluctuaciones en la psique humana y era considerada como un "alma vieja".
A correr entonces, la orden del instinto de la rata así se lo anticipaba...

Última edición por Cris el Miér 5 Jun - 10:57:16, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Miér 5 Jun - 9:17:18  ge

Esa noche, Hu, despertó bruscamente.
Un viento extraño, le hizo erizar el pelaje. Confundida, se puso de pie en un ágil salto y con orejas y ojos, buscó en la distancia, nubes de tormenta o algo que lo explicara debidamente. Al girarse, vió, una silueta enorme, que se recortaba contra la llena luna. Sus alas, de monstruoso tamaño, planeaban silenciosamente dando círculos sobre ella, a gran altura aún, pero estaba claro, que eran las responsables de aquel fenómeno.
El dragón descendió majestuoso en medio de la oscuridad y apoyando sus cuatro patas y cola, sobre una piedra que estaba a unos diez metros de ella, acomodó sus grandes alas, y guardó silencio. Era un bello animal. El gran tamaño no podía ocultar su esencia noble ni su sabiduría. Era algo que lo trascendía.
Hu, quien todavía no salía del asombro ante aquel animal, que veía por primera vez y que desconocía por completo. Había quedado tan muda como las piedras que la rodeaban. Se giró completamente para ver aquella enorme criatura extraña. Con voz cavernosa la criatura, se presentó a Hu.
-Mi nombre es Lung. Uno de mis ancestros, hace ya muchos miles de años, concurrió al llamado que Buda hizo a todos los animales, antes de morir... Esta historia me la contó mi madre, pero ha sido transmitida de generación en generación… La conoces?
-Quizàs, sea la misma que me contó la mía –dijo Hu, no muy segura…
-Antes de morir, Buda, quien estaba meditando en medio de la Naturaleza, -comenzó el dragón-convocó a todos los animales, diciéndoles que haría una fiesta de despedida, ya que él sabía que pronto abandonaría este plano de existencia, en honor de los que acudieran a su llamado. Solo llegaron doce. El orden de llegada fué: la rata, el búfalo, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y el chancho. En honor a cada animal, Buda, le dió un año a cada uno y le regaló a cada hombre, las características de aquellos que se presentaron aquel dìa a despedirlo.
-No entiendo por qué me cuentas esto esta noche… ni por què estas aquí…
-Pronto sabrás, quizás antes que el sol esté en el medio cielo, que los hombres planean ocupar este sitio. Lo sè, porque las pequeñas aves que anidan en la selva, han escuchado a aquellos conversar sobre sus planes. Y ellas, han acudido a mí. Si esto es como dicen, lo que conocemos hoy, tal como es, dejará de existir… cambiará para siempre. Se que la única manera que eso no suceda, es convocar al resto de los animales que fueron elegidos para que entre todos, hallemos una solución a esto. Vivo muy lejos de aquí, en una caverna inaccesible para la mayoría de los humanos, y si bien pareciera, que esta situación no me tocará de manera alguna, puedes creerme, no es así. Todos sabemos que lo que afecta a uno, afecta a todos. Me une un lazo invisible con todos ustedes, incluso con los hombres que me temen o veneran. La mayoría de las veces, no recuerdan esta historia olvidada, pero ese lazo del pasado, existe y es muy fuerte, sobre todo, en casos como éste. Hoy, estoy aquí, para que concertemos esa reunión y podamos enfrentar con éxito, mediante la sabidurìa que le es innata a cada uno de nosotros, este nuevo caos que se aproxima. –Luego de dicho esto, el dragón de ojos amarillos, calló, esperando que sus palabras, hubieran sido comprendidas en toda su extensión por la tigresa.
-Comprendo-dijo ella- pero como haremos para que todos los animales superen sus propios miedos y concurran a este sitio para encontrar solución a este problema?
-Los dragones, podemos emitir silbidos que son inaudibles para los humanos pero no para el resto de las criaturas. Un sonido que cada especie, traducirá y comprenderá en el fondo de su corazón. El instinto, hará el resto. No lo dudes…
-Hazlo entonces, Lung. Hazlo cuanto antes. Soy Hu… un placer...
-Un placer el mìo…-dijo el dragón y sin mas, extendió sus alas y sus fauces, las cuales, ahora abiertas por completo, mostraron una poderosa hilera de dientes cónicos que por arriba y por debajo, protegían una enorme lengua bífida, como las de las serpientes. Elevó sus patas delanteras y su cola, reafirmó en el suelo el resto de su cuerpo. Un sonido potentísimo, pero inaudible para todo aquel que tuviera sentidos de hombre, salió de aquella monstruosa boca. Durante unos minutos el dragón pareció inmóvil. Hu se agazapó, intentando cubrir sus orejas. Aquel sonido era espantosamente agudo, llegaba a las vísceras, taladraba los tímpanos, conmovía…
Pasados unos minutos, la boca se cerró y el gran animal, como si nada, se recostó en la piedra. Un breve pero intenso remezón fué captado de inmediato por la tigresa. El dragón pesaba muchas toneladas…
-Esperemos…-dijo Lung-.
-Esperemos… -dijo Hu.
Ninguno de los dos sabía que, en otro lugar, no muy lejos de allí, tanto She como Shu, la pequeña ratita, ya estaban organizando y planeando, el necesario encuentro.

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Vie 7 Jun - 16:55:58  Gatofidio

She, se quedo contemplan do como su amiga Shu, se alejaba colina arriba en busca de Hu….y luego de rascarse la cabeza contra las piedras, decidió bajar al borde de la laguna a tomar un poco de agua, desplazándose lentamente, sin prisa, pero tampoco sin pausa, arrastrando cada centímetro de músculos de su largo cuerpo. Al pasar debajo de un gran árbol, sintió que algo le cayó encima y la golpeo, pero siguió su ruta camino al agua….pero otra vez, un golpe más certero le dio en medio de su armónica cabeza. Esta vez, se detuvo, irguió la mitad de su cuerpo, tanteo el aire con su lengua y levanto la vista en el mismo momento que escuchaba un chillido que repetía su nombre
--- “She…no intentes subir al árbol y atraparme porque soy más rápida que tu”.
Quien esto decía no era otro que el mono o Hou para sus amigos.
She también fue rápida para contestar:
---“serás mas rápido pero careces de tacto y discreción…si querías pasar desapercibido no deberías tirarme piedras”
luego de decir esto, siguiendo su astucia y conocimiento arguyo que el Hou, alguna intención ocultaba, dado que su inteligencia era proverbial, y también su capacidad para el engaño, características que lo hacían muy similar al hombre. Pero tenía cualidades, que lo hacían único como ser listo, flexible e innovador.
She enseguida se dio cuenta que Hou, podría ser de gran utilidad, si lo convencía de acercarse a los hombres ya que era tolerado por estos y podría observar con detalle que estaba pasando del otro lado. Sin embargo, pedirle a Hou, hacer algo que el mismo no hubiese decidido no iba a ser sencillo dado que Hou tiene una autoestima exagerada. No tiene el suficiente respeto por los demás o, según él, tiene demasiado respeto por sí mismo, pero también sabia apreciar la inteligencia ajena y en esto la serpiente la superaba.
---¿Que haces de este lado de la laguna?, inquirió She sacando sin cesar su lengua bífida entre sus dientes y prosiguió
---“si tu hábitat está del otro lado más cerca de los hombres, de hecho, cuando anduve hace unos días atrás vagabundeando por ahí, los escuche alborotados por lo que pasaba con tus “primos hermanos sin pelo”
y al agregar esta frase esbozo una tenue ironía, la cual fue captada inmediatamente por Hou…
---“Tienes razón estimada She, mis primos hermanos no tienen pelo pero si un enorme poder de destrucción que sobrepasa con creces las piedras que te he arrojado, y justamente por eso vine de este lado a buscar a alguien que les meta miedo como Hu, que la última vez que la vi, andaba muy cerca del lugar al cual te diriges, abrevando en las aguas de la laguna”
---“Siempre buscando ayuda en alguien más fuerte” le recrimino She al inquieto Hou,
---“ pues mira por fuerte que pueda ser Hu, por más grandes que sean sus dientes o su rugido, sola no creo que pueda enfrentarse a tus primos sin pelo. De hecho vos acabas decir que su poder de destrucción es enorme”.
---“¡Y tu que harías!” contesto Hou algo molesto, cuando las cosas no salían como las había pensado.
She, sin demora contesto….
---“debemos unirnos y postergar nuestros instintos y apetitos, en bien del lugar y de la salud de todos”.
---“No es fácil lo que pides, ya que todos somos distintos y actuamos y pensamos distintos” contesto Hou,
---“por otro lado yo no tengo mayores problemas con ellos. A mi no me persiguen por la piel o por lo que represento.”
---“¿tan seguro , estas? Mira que escuche por ahí, que a Uds., los usan para ensayos de laboratorios donde, donde no les importa si sufren o mueren….solo les interesa saber como reacciónan a ciertos estímulos, para único beneficio de ellos” Termino la frase She
---“ Además si fuera tan así como me dices, no se porque vienes en busca de un tigre para ayuntar a los hombres”
Hou miro a la serpiente, y una mueca se dibujo en su maxilar…..la astuta serpiente lo había dejado en descubierto…su propio ego lo había traicionado…
She, con aire de suficiencia lo tranquilizo.
---“Es bueno que a pesar de las diferencias tratemos de juntarnos en aras del bien común”
Al decir la ultima frase She se quedo pensando: si mi amiga Shu tiene éxito ya somos cuatro, linda mezcla una rata, una serpiente, un mono tal vez un tigre…….¿habrá alguien mas?

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Sáb 8 Jun - 13:54:37  Cris

Mientras Shu ascendía la ladera en busca de Hu, la bella y ermitaña tigresa; escuchó retazos de la conversación entre el mono y la serpiente. Y se dijo para sí:
Estos dos, como siempre compitiendo a ver quién sabe más, quién es más astuto! Le parecía raro que la psique de She se hubiera demorado en componendas eternas cuando todo lo que los rodeaba estaba en franco peligro.
Mientras ascendía con su frágil cuerpito hacia donde se había refugiado Hu, escuchó un silbido, tan atroz para sus frágiles oídos que cayó en una especie de desmayo, dando su espalda contra las rocas.
¿Acaso She y Hou por discutir no habían escuchado el silbido del dragón?
Sin duda alguna estaban en real peligro, si Lung los convocaba saliendo de su guarida era por algo. Eso no sucedía más que en condiciones de peligro extremo para todos los animales. Hacía más o menos unos cientos de años que Lung no aparecía por esos lares y la orden era inmediata:
Todos los animales sin excepción, debían reunirse, para resolver qué debían hacer ante el peligro de extinción.
Cada animal tenía sus propios atributos, fortalezas y muchas debilidades; una reunión podría significar horas y horas de discusiones, si los egos personales prevalecían estaban en real peligro. Y los hombres no se andaban con debilidades, cuando una idea les taladraba el cerebro era porque tenían una idea bien concreta entre manos.
De nada serviría mudar su nido tan abastecido a casa de los hombres, particularmente, junto a ellos Shu sentía que también estaría en peligro, seguramente protegerían sus residencias con potentes venenos, más modernos y tampoco deseaba dejar la laguna sin conocer bien qué cosa se proponían los hombres.
Le dolía la espalda del golpe que se había dado contra las rocas al oír el antiguo llamado de Lung, quizás fuera más el susto que otra cosa. Le molestaba particularmente reunirse con el búfalo, porque nuevamente le echaría en cara que gracias a su lomo fue que llegó primero al llamado de Buda y las relaciones con él no habían sido demasiado buenas desde entonces... Debía recordar también el verbo de Hou el mono: "Yo gano" y aceptar que éste tenía optimismo para ver determinadas cosas, si bien a veces utilizaba métodos poco ortodoxos y que el éxito les interesaba más allá de lo legal; era necesario escucharlo por su cercanía habitual con el hombre.
Mientras ésto pensaba, se lamió las patas para refrescarse la cara y se dispuso a ascender al roquedal - seguro lugar del encuentro entre todos los animales- donde ya se encontraba Hu y de dónde había partido el llamado ancestral de Lung.
A sus espaldas, se veía la hermosa laguna, donde millones de voces diferentes se escuchaban. En un día cualquiera no habría tenido tanta importancia. Definitivamente: todo había cambiado...

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Lun 10 Jun - 8:47:57  ge

Los distintos animales que alguna vez fueran convocados a aquella reunión por Buda, y los que no, oyeron la poderosa llamada de Lung, el dragòn. En el campamento de los hombres, algunos de ellos, no reconocieron aquel sonido, pero sintieron dentro de sì, la imperiosa necesidad de acudir, hacia el lugar distante de donde parecía provenir aquel sonido extraño. Era algo que no tenía una razón conocida, simplemente, era algo a seguir, a buscar.
Cerdos, perros, gallinas, conejos, cabras y hasta los mismísimos bueyes, habían sido estremecidos por el potente canto del dragòn. Y de los numerosos representantes que había allì de cada una de las especies, solo algunos, se animaron a seguir aquel llamado interior, que desde la distancia, y desde tiempos inmemoriales llevaban en su interior (muchos de ellos no habían escuchado jamàs la historia, cuestión que suele pasar con quienes se han domesticado por motus propio o lo han sido, sin elección). Abandonar el campamento humano, e internarse en el sendero que los llevarìa hacia lo desconocido, no era fácil de decidir. Instintivamente, sabían que lo conocido era lo seguro y cualquier otra cosa, podía terminar en la muerte, como forma de castigo a su rebeldía.
No es fácil abandonar a los hombres… sin consecuencias. Ni tampoco enfrentar los peligros que subyacen en lo salvaje.
Sin embargo, para algunos pocos, esos que aùn guardaban libertad en su corazón, aquel llamado fuè como un potente alicate, que rompiò cadenas invisibles, ocultas, ancestrales. El miedo, la incertidumbre, todo lo que entrañaba aquella nueva situación, hizo que muchos desistieran, pero aquellos que eligieron abandonar el campamento, tuvieron una suerte de alegría visceral, un sentimiento nuevo y maravilloso que se atrevieron a seguir… sin temer.
Los cerdos, los mas numerosos, cuchicheaban en sus pocilgas, sobre el incidente de la noche anterior. Pero solo uno, tuvo la osada idea de abandonar el corral. Sus compañeros, menos atrevidos, hozaron cerca de la valla y de a poco, pudieron hacerle espacio para la fuga, a su no poco obeso cóngenere, quien con las primeras horas de la tarde, pudo retirarse del lugar, mientras el resto, se ocupò de volver la tierra sacada a su lugar. Por las dudas, un chancho grande se hecho de costado para no despertar sospechas.
-Buena suerte, Zhu!!!!
Y Zhu, moviendo sus cortas patas, y enrulando la cola, se adentrò en los yuyales, lo mas rápido que pudo.
Algo parecido sucedió con Yang, la cabra, salvo que a ella, para escapar, solo le hizo falta, brincar por encima del lomo de sus compañeras y en un santiamén, ya estaba retozando alegremente en dirección al monte.
El perro y el caballo, partieron juntos, uno a la par del otro. Disfrutaban de sus paseos diarios, solos o acompañados por los hombres. Ha, el caballo, se apartò de la tropilla, a un ladrido de Gou y asì, ambos, se internaron rápidamente por un sendero cercano a la aldea, apenas visible, pero que sin dudas era el correcto.
El conejo, a última hora, sabiéndose rápido, no se preocupò por la distancia que debía recorrer. En media hora, había excavado un túnel suficiente para èl y sin dificultades, se metió en èl sin decir esta boca es mìa.
A poco, estaba en camino. Y a grandes saltos, desapareció del corral…
El buey, quizás fuè el mas lento en decidirse. Si algo caracterizaba a Niu, el buey, era su resistencia y fèrrea voluntad para vencer pesos y salvar obstáculos. Fuè quizás, el mas lento en decidirse. Mas de una hora, rumiò la cuestión, hasta que sin mas análisis, se lanzò, mientras simulaba ir pastando, hacia lo desconocido.
Ji, el gallo, cantò por última vez esa mañana, desde lo alto del poste de su gallinero. Y antes de que salieran las primeras luces, con un àgil revoloteo, se perdió a la carrera entre los matorrales. Su eterno rival, quien nunca le ganó en ninguna lucha de espuelas, mas cobarde, pero mas libidinoso, disfrutarìa de mas “señoras” pero eso no le importò…

Quedaban pocas horas para que el sol estuviera en lo alto.
Sin saber còmo había sucedido, todos o casi todos estaban en los alrededores del roquedal. Sin dudar y siguiendo su instinto, estaban dirigiéndose cada uno a su manera, hacia arriba. Algunos habían visto al monstruoso dragòn desde lejos, pero se dirigían hacia allì, a pesar del miedo que le inspiraba tal criatura desconocida. Otros, olfatearon a Hu, pero aquello tampoco les impidió continuar. Algo dentro de sì, les decía que no era momento para sentir miedo, sino para hacerse presentes. Por algo habían sido llamados. Sentìan que nada malo les sucederìa. Aquello tenía que incluir una suerte de tregua, un pacto de no agresión, dado que un animal tan enorme, no canta todos los días…
El gran dragòn, ya se había puesto de pie y oteaba el horizonte, con sus gigantescos ojos amarillos. La tigresa, muy nerviosa, no hacìa mas que dar vueltas y mas vueltas en su plana piedra. En un momento, no pudo mas con su ansiedad y dijo:
-Te habrán oído, Lung?
-Seguro, no te quepa duda. Algunos están ya aquí. Todos llegaran, antes de que el sol estè en el medio cielo como te dije.
Poco tiempo despues y de manera casi mágica, Hu, no solo podía percibir con su olfato, los muchos olores que delataban a aquellos animales sino que los viò llegar, cada uno a su manera y a su ritmo. Pero todos estaban ya allì…
Finalmente, habìan logrado hacerse presentes.
Shu, ya había ocupado un lugar en el roquedal y desde allì, no solo observò al resto de los animales, sino que con disgusto, pudo observar que tanto She, como Hou, seguían desafiándose entre sì, ya ubicados en otra roca un poco mas distante. Mientras se acicalaba para la ansiada reunión, meneò la cabeza con desagrado, al ver como esos dos, estaban mas preocupados por aquel duelo de astucia que por el problema que había convocado al resto allì…
Otros animales habían llegado al lugar: un par de elefantas, y un rinoceronte negro estaban al pie de las grandes rocas. Una docena de cormoranes y dos o tres grullas, descansaban en lo alto de algunos àrboles…
Seguramente, llegarìan algunos mas, pero la reunión, debía comenzar de inmediato.

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Lun 10 Jun - 22:37:14  Gatofidio

Un rato antes del gran encuentro She en su clasica disputa intelectual con Hou, escucho un sonido nuevo, raro, visceral que hacia vibrar todos sus músculos.
¿que fue eso? murmuro , Hou fiel a su impronta y genio solo atino decir....Seguro que Hu se comio a tu amiga Shu, y eructo....y lanzo una sardónica sonrisa.
She, que inconscientemente sabia que Shu bien podía se un buen bocadillo, no creyó ni media pizca de lo que dijo Hou, ya que una rata no es ni un aperitivo para un tigre.
No,..es otra cosa...algo muy interior....mi memoria ancestral, esa que tu también tienes pero te niegas a admitir, me dice que es un llamado del pasado...una llamado de viejas raíces que están a punto de ser destruidas, tal vez por nosotros mismo y en especial por tus primos hermanos sin pelo, que se niegan a creer que la vida es mas simple de lo que se piensa....comer, retozar, procrear y morir...así de fácil, así de sencillo.
Pero tus parientes y aun tu mismo, se empecinan en ver las cosas de otro manera, lo cual lo único que hace es alterar el equilibrio que por miles de años creo la naturaleza.
Hou, se quedo observando a la larga y sabia serpiente, siempre buscando el lado positivo a pesar del determinismo fatal de su simple relato. Y a su pesar le dio la razón...
Bueno esta bien...algo nos llama desde la cima del roquedal.....seguro que Ha, se quedo con hambre y nos quiere de postre.......She lo miro. y le dijo no tienes cura, si me lo propusiera en menos de un minuto te convierto en una alfombra de pelo de mono porque te rompo todos lo huesos y si me puedo acercar a Ha, sin que me olfatee o me sienta.,,, de una abrazo mortal a su cuello, la convierto en un hermoso tapiz.....dijo esto muy conciente de su fuerza, ya que no era una víbora venenosa sino un ejemplar de boa, que lucha solo con la fuerza de sus músculos y la estrategia de su inteligencia, lo cual también la llevaba a en esta circunstancia tan especial a sosegar sus ansias de pelea y de alimento y ver cual era la forma de lograr que la laguna siguiera siendo un lugar habitable.
Siguieron subiendo la serpiente y el mono por los senderos de los animales y a una vuelta del camino, todavía faltando un trecho para llegar a la cima, ambos vieron algo totalmente desconocido, un ser nunca visto, pero que a She le resultaba sumamente familiar....habían visto a Lung, el dragón....una criatura que solo los hombres nombraban en sus cuentos, pero que nadie realmente había conocido.
Hou al ver a semejante individuo, siguiendo una lógica muy similar a sus primos sin pelos comento...She, es una evolución tuya....tiene alas y patas, y es terriblemente mas grande.....si, tiene escamas como tu, la misma lengua bifida, los ojos del mismo tipo.......jeje nos será tu abuela y tu eres al cría desahuciada.
She estaba a punto de convertir en realidad hacer papilla los huesos de Hou, cuando un sonido bajo, en realidad un infrasonido, salido de la garganta de Lung dijo "basta", termínenla y presten atención.....la vida de todos nosotros esta en juego. Dicho lo cual tanto el mono como la serpiente se arrellanaron en un lugar un poco alejado donde se veía y escuchaba muy bien, todo lo que sucedía y estaba por suceder.....a su frente observó como Lung, era un gigante al lado de Hu y a su vez esta lo era la su amiga Shu.....menos mal que es rápida, para escapar, porque entre esos dos, en casos que la tregua termine antes de tiempo....sus diminutas patitas no se si la pondrán a salvos de semejantes fauces......
Mientras meditaba lo anterior Hou le golpeo la cabeza y le dijo....si esos dos tienen hambre...pobre de nosotros....deberíamos usar toda nuestra inteligencia sumada para convencer a Lung que tanto el Buey como la Tigresa, tienen mas carne que un simple mono y una mísera serpiente........She lo miro, hizo una pequeña mueca...y dijo...es verdad....pero esto hoy no ocurrirá, estamos aquí por algo superior y nos va la vida en ello...así que mono parlanchín, cállate y escucha, tal cual lo hare yo.
Y dicho esto se pusieron a prestar atención.................

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Mar 11 Jun - 19:27:14  Cris

Tal como le anticipara Lung a Hu, antes del mediodía contaban con todos los animales que habían respondido a ese grito ancestral, en forma instintiva sin medir demasiado las consecuencias, sobre todo el perro que jamás dejaba una tarea sin realizar antes de ir a cualquier lado, su fragilidad quizás se debiera a su cercanía con el hombre y al gran amor y sentido de fidelidad que le profesaba.
Pero allí estaban, en círculo, rodeando al dragón, que se sentía más importante que nunca; habían respondido a su llamado...Y no solo los doce que habían respondido a Buda sino también otros curiosos, que desde los árboles o fuera del círculo paraban las orejas para escuchar de qué se trataba tan importante reunión.
El caballo haciendo gala de su proverbial amabilidad pero no deseando ser privado por mucho tiempo de su libertad osó preguntar, viendo que casi nadie faltaba ya en la reunión:
Dime Lung a qué se debe tu llamado? ¿ Qué es lo que sucede por estos lares? Porque si es grave lo que pasa yo no tengo problemas en irme a otras tierras cuanto antes.
Un chillido proferido por el histriónico mono hizo que Lung largara un resoplido por sus hendidas narices y saliera una especie de vapor por ellas, pero haciendo gala de su particular carisma dijo:
La laguna está en peligro, vuestras casas, vuestras vidas están en peligro y me preguntan osadamente para qué los reúno? Nada de pensar en mudanzas en estos momentos porque así sería muy fácil, todos buscan otro destino, se cambian de casa, y la laguna se va al demonio y Uds ni pío ante semejante amenaza de los hombres.
El gallo al escuchar "ni pío" por parte del dragón, se sintió aludido y expresó:
Oí hablar a los hombres de la posibilidad de construír una represa o sea, que a mudar los corrales, que no serían compatibles con la misma.
El cerdo, con su gran honestidad a flor de piel, aunque lo menospreciaran algunas especies, agregó:
Sí, yo también los oí discutir al respecto sobre la posibilidad de construír una represa, pero habría que preguntarle al conejo que es mucho más perezoso que yo pero con un gran sentido de la justicia, y es el que desempeña un trabajo intelectual, es educado y cultivado y seguramente sabrá algo más que yo, que estoy hablando por lo que escuché pero vaya a saber si en ese momento no estaba entretenido en alguna fiesta o riéndome con mis amigos de algún chiste. La gran honestidad del cerdo dejó perplejos a todos. Hasta el mono dejó de juguetear y se rascó la cabeza poniendo cara de atención al tema.
El conejo que no era muy hábil para sacar las papas del fuego pero sí tenía un gran sentido de la justicia como afirmaba el cerdo, se sintió tocado y respondió lo que le pareció políticamente correcto:
Puede ser que quieran construír una represa, pero lo que nadie se preguntó es con qué río se alimenta la laguna.Si la laguna es de origen pluvial no corre peligro porque de allí obtienen agua los hombres para sí mismos al igual que nosotros, que es nuestra casa.
Lung, observando que a la reunión se habían sumado otros animales como eran las elefantas, rinocerontes y grullas dijo para todos:
Bueno, es necesario que cada uno aporte lo mejor de sí en estos momentos, en cada uno de nosotros hay muchas cualidades, debemos vencer las debilidades personales y abocarnos a un relevamiento de nuestro habitat. Quítense de la cabeza en que van a ser más fuertes que el hombre o que podemos doblegar sus ambiciones; utilicemos la inteligencia de la que fuimos dotados, trabajemos en equipo, se podrá? - dijo con un poquitín de arrogancia característica el dragón- Vuelvo a preguntar: ¿Se podrá?
La cabra emitió un gemidito de autocompasión ( a lo cual era muy dada), desordenada de por sí y poco comprometida, hizo que la serpiente She emitiera un silbido molesto.
La tigresa osada, independiente, estiró su cuerpo que lucía maravilloso a esa hora del mediodía y dijo: Yo no sé camaradas pero por lo pronto y aunque parezca imprudente, ya me pongo en marcha...Me parece que estamos meditando mucho las cosas, y si yo medito me gusta más hacerlo en soledad.
La rata pensó para sí que lo mejor era empezar a trabajar, fuera en equipo o en soledad como decía la bella Hu, que ni ahí que le dirigió una mirada. Nadie se quiso comer a nadie pero por las dudas puso sus patitas en polvorosa, quería agradar al dragón, reconciliarse con el buey, pero por sobre todas las cosas, quería que la laguna permaneciera igual, tal como la veía en su descenso del roquedal: con su brillo majestuoso, poblada de vida, llena de sol......................

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Jue 13 Jun - 19:31:40  ge

Cuando el sol comenzò a caer, Lung se levantò, junto a la luna que estaba ascendiendo. Aquellos que se habían retirado a meditar como Hu, a solas, regresaron y retomaron sus posiciones en el roquedal.
Nadie osaba a expresar su opinión. Si bien, cada uno parecía analizar el problema, nadie tenía muy en claro como lograrìan evitar que los hombres construyeran aquella represa que presagiaba lo peor para todos ellos. De alguna manera, todos habían entendido que solos no conseguirían nada y unidos, tenìan mas probabilidades de hacer algo exitoso.
Hu, fuè la primera en hablar y dijo:
-Cada uno de nosotros, le proporciona algo al hombre. Incluso la Naturaleza. Sin embargo, èl no se preocupa por el equilibrio que el Todo debe mantener para que la Vida no se detenga…  No sirve de nada, escapar. No sirve de nada esperar. No sirve de nada aislarnos o luchar entre nosotros… Si estamos hoy aquí, es para revertir las individualidades y encontrar la manera de conseguir que esa represa que el hombre necesita, no sea el final de nuestro espacio. Quizàs, si colaboramos con ellos, y encontramos un lugar que les sea mejor que èste, evitaremos tener que preocuparnos por nuestra hermosa laguna.
Gou, el perro, intervino:
-Es cierto, si colaboramos con ellos, quizás, solo quizás, puede que prefieran un lugar menos salvaje para construir su lago artificial. Pero estoy seguro, que si bien los hindúes, son personas muy compasivas y respetuosas de la vida, incluìda la animal en cualquiera de sus formas, hay otros, que no dudarìan en cazarnos, en cuanto nos vieran. Nos considerarìan un peligro… Por como los he visto comportarse en el campamento y el trato que recibimos todos nosotros, puedo asegurar que estos hombres, pertenecen a los seguidores de Buda.-concluyò el perro.
Niu, que había estado rumiando todo el tiempo, tragò y dijo:
-Quizàs, pudiéramos ayudar a estos hombres a buscar el agua… mas cerca de donde lo tienen planeado, como pensó Shu. La misma, està en la profundidad, casi con seguridad. ¿Què opinas, Zhu?
Zhu, moviò su cuerpo regordete y alineando la cola, le respondió:
-Es posible, que si la hay, estè a bastantes metros de profundidad. Ni yo ni mis hermanos, hemos podido hallarla por mas que hemos hozado buscando siempre el frescor del agua que nos gusta para espantar los insectos…
Una de las elefantas que estaba un poco mas de lejos, se acercò y pidió permiso, con un berrido, para hablar.
-Nosotros sabemos que hay agua cerca de aquí, y si mal no tengo entendido, no es muy lejos de donde el campamento humano està, quizás a unos kms al norte. Cuando no llueve, los elefantes buscamos también el agua puesto que no es mucha y disfrutamos también muchísimo el poder revolcarnos en ella para evitar los mosquitos. Podrìamos ayudar a los hombres, a sacar la tierra. Tenemos la fuerza  de muchos de ellos.
Niu, asintió con la cabeza, mientras con su cola espantaba unas moscas que insistìan en posarse irreverentes sobre sus muslos.
Lung, mirándolos a ambos, les preguntò:
-¿Estàn seguros de eso? ¿Hay agua cerca del campamento?
-Seguro que està… -dijo el mono Hou, quien no podía dejar de opinar, dado el caso.
El dragòn, se quedó pensativo unos instantes y luego dijo:
-Si Buda pudo invocarnos alguna vez, es posible que podamos invocarle a èl para que nos ayude con su sabiduría. Quizàs, podría hacerse humano y con eso, hablar con los humanos, cosa que nosotros no, y con eso, lograr que todos pudiéramos conseguir lo que necesitamos… para que Todo mantenga el debido equilibrio… Invito a que quienes no han hablado aùn que lo hagan y digan lo que piensan. Los doce debemos expresar voluntades e intenciones.
Hu, quien no encontraba la manera de poder ser útil en este caso, porque no eran su fuerte la fuerza para arrastrar carretas o empujar pesos, ni tenía el olfato de Zhu o la capacidad del conejo para excavar, seguía preguntándose còmo podría ayudar al resto. Estuvo de acuerdo con la idea de Lung.
La noche ya había caìdo hacìa horas sobre ellos y una majestuosa luna llena, le daba al lugar, un resplandor lechoso, difuso, mágico. Los que no habían expresado sus sentimientos y pensares, comenzaron a hacerlo.

Última edición por ge el Miér 19 Jun - 0:39:49, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

avatar

Mensaje el Jue 13 Jun - 22:55:35  Gatofidio

She, se adelanto, levanto la mitad de su cuerpo por sobres las rocas y siseo...Veo y lamento que no hemos aprendido nada. Su figura se agigantaba con los rayos de la luna, Tu lung, has salido de tu letargo, solo para comprobar, que el pasado ya no existe, el presente está en peligro y el futuro es un albur.
De todos los que aquí estamos, mas de la mitad tiene excelente tratos con el simio sin pelos, el buey, el caballo, el perro, el gallo, el conejo y/o el gato, la cabra y el chancho-jabalí, ya han sido conquistados por la sapiencia del hombre.
Mi amigo/a, el mono tiene una relación de ambigüedad con sus parientes, lo cual no es un obstáculo para que lo utilicen como banco de pruebas de laboratorio
Quienes quedamos el tigre, la rata, el dragón y yo la serpiente, solo nosotros cuatro infundimos temor y por ello somos los que mas peligro corremos.  Hu, con su bella piel, y su costumbre solitaria, es perseguida justamente por la letal combinación del perro y el hombre, tu hermano mayor Lung, solo has quedado en las leyendas de viejos y esotéricos, muy pocos todavía creen en ti y en cuanto a los niños a los cuales ya ni siquiera asustas. Mi amiga Shu, hábil y polifacética, que te adaptas al hombre el cual sin saberlo te alimenta y alimentas con creces a tus crías, pero si te llega a ver, te odia, con toda la fuerza que los humanos pueden concebir, y les puedo asegurar que ese odio supera con creces nuestra disputas de especies. 
Y por últimos quedo yo....sé que me temen, y por lo tanto soy peligrosa, sin importar que no me interesa lo que hagan o hicieren, pero su egoísmo y desconocimiento y su afán de querer ser dueños de todo y de cada porción de terreno, los lleva de plano a esta simple ecuación.....nos subordinan o nos matan...en el mejor de los casos, tal vez alguno logre una pensión vitalicia en eso que ellos llaman zoológico....tendremos alimento seguro, un hábitat confortable, tratamientos de emergencias si nos sentimos mal.....pero habremos perdido el mejor bien que tenemos y es nuestra LIBERTAD, para movernos a gusto por donde queramos, sin tener miedo a trampas impuestas por el hombre, con la escusa que necesitan más tierra para sus cultivos, mas lugar para su prole, más espacio a acaparar.
Creo sin miedo a equivocarme que esta reunión llego a su fin, esta liquidada antes de empezar porque desde el vamos, la mayor parte de los presentes ya fue colonizada...y si no dime tu caballo si eres libres de correr por las praderas o tu buey de andar sin estar sujeto al yugo del arado, ni hablar de la cabra, el conejo, el gallo, y el jabalí....a ti el ultimo encima estos desalmados tienen el tupe de comerte alguna de tus crías, y dicen que es un manjar de los dioses....seguro que sus dioses no son los nuestros, y que todos  casi siempre terminan siendo un festín dentro de un olla, sostenida al fuego de las brazas. O tu perro, dime cuanto hace que perdiste tus genes de lobo, para adaptarte a simio sin pelo, y perseguir a tus antiguos compañeros.
Todo esto está mal, muy mal, y por más que nos unamos, es imposible vencer. Nuestro destino ya está escrito, pero siempre existe una puerta, que solo depende Lung con su poder mágico, puede lograr que nosotros, los aquí presentes nos desmaterialicemos y en forma etérea nos unamos a los hombres en secuencia y tratemos por medios de nuestros pensamientos registrados en sus sueños tratar de cambiar su destino. 
Si lo lograremos no lo se, pero creo que es lo mejor a todas las propuestas oídas.
Hay algo que todos sentimos pero al  no tener patas y arrastrarme por la tierra, tengo la facultad de escuchar lo que dice.....y su voz retumba uno y otra vez....basta, no me maltraten mas, me estoy cansando de tanto despropósito....y cuando me canso saldré con toda mi furia a través de los volcanes de la tierra y del mar, temblara todo lo que este arriba y abajo y solo se salvaran los más aptos y los más humildes...
Esta letanía la escucho día a día y cada hora que pasa siento que su furor aumenta.
Ya no nos queda nada que hacer...el círculo se cierra estimado Lung, vuelve a tu escondrijo y cuando ya no quede nada, vuelve a salir, es posible que en tus alas y tus garras este la salvación de los pocos que quedaran....
La laguna ya a esta altura casi ni importa.
Todos se miraron, un nudo en la garganta atoro a más de uno.....las palabras de She golpearon duro, muy duro, porque en su alocución dijo lo que nadie quería oír, cada un desando el camino y volvió a su cubil.....solo Lung quedo en el roquedal meditando...Abrió sus alas, pego un salto, y emitió un sonido muy bajo, muy profundo y muy particular y a raíz de esto eligió a uno de los representantes que asistieron a la primero reunión con buda y los convirtió en mensajeros, para que se acoplaran a los hombres y guiaran a estos por el camino de la rectitud....solo que el viejo Lung  no tuvo la suficiente fuerza para bloquear el lado negativo de cada animal y su particular egoísmo y esto también fue transferido a los humanos. Hecho esto último desapareció tan rápido como había llegado.  
El croar de las ranas, y el suave aleteo de los murciélagos, confirmaron que todo había llegado a su fin...solo quedaba la humedad de aire que anunciaba un nuevo día...
 
FIN

                                                           



Última edición por Silu el Vie 14 Jun - 22:25:39, editado 2 veces (Razón : acentuacion y ortografia.....la She no tiene manos para escribir y lo hace con la lengua)

Volver arriba Ir abajo

Mensaje   Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.