Últimos temas
» BASTA DE ATENTADOS. BASTA DE MUERTES SINSENTIDO
Dom 27 Ago - 23:30:33 por ge

» EL CAZADOR Y SU PERRO
Dom 27 Ago - 22:06:34 por ge

» DROGA QUE PERMITIRÁ BORRAR RECUERDOS DE MANERA SELECTVA
Dom 27 Ago - 21:33:55 por ge

» EL OTRO / FILOSOFÍA A MARTILLAZOS
Dom 27 Ago - 21:02:53 por ge

» BENDICIÓN NÁHUATL
Dom 27 Ago - 20:57:44 por ge

» LA BUSQUEDA...
Dom 27 Ago - 20:45:13 por ge

» QUE HAS HECHO EN MI?
Dom 27 Ago - 20:41:47 por ge

» RECORDANDO
Dom 27 Ago - 15:49:45 por ge

» NO LO SE
Dom 27 Ago - 15:29:28 por ge

» LA BOMBA BIOLÓGICA QUE DESTRUYÓ A TENOCHTITLÁN
Dom 27 Ago - 14:58:56 por ge

» MUNDOS INTERNOS, MUNDOS EXTERNOS
Dom 27 Ago - 14:42:47 por ge

» PILOTO AUTOMATICO...
Lun 7 Nov - 16:52:50 por Vic

» RECORDANDO
Miér 19 Oct - 11:18:28 por Gatofidio

» TROIS PETITS POINTS
Mar 18 Oct - 11:46:09 por Gatofidio

» DESIERTO...
Mar 18 Oct - 11:37:32 por Gatofidio

» BASTA DE SEGUIR DESMONTANDO Y DE NO RESPETAR LAS COMUNIDADES QUE AHÍ VIVEN
Sáb 15 Oct - 13:09:43 por ge

» ANIMALES DE PODER
Sáb 15 Oct - 13:00:58 por ge

» FRASES BUDISTAS QUE PUEDEN CAMBIAR TU VIDA
Sáb 15 Oct - 12:09:46 por ge

» Hola me presento
Sáb 15 Oct - 12:04:35 por ge

» INFORME DE LA SITUACIÓN / VICTOR HEREDIA
Sáb 15 Oct - 11:51:35 por ge

» CREO SENTIR...
Miér 5 Oct - 19:53:16 por Vic

» NO LO ENTIENDO...
Miér 24 Ago - 20:25:59 por Vic

» LA DUDA...
Vie 8 Abr - 16:50:22 por Vic

» TRATAMIENTOS NATURALES PARA AYUDAR A CONTROLAR LA PRESIÓN ALTA
Jue 21 Ene - 16:39:04 por Gatofidio

» ADICTOS AL CELULAR
Jue 21 Ene - 16:34:30 por Gatofidio

» BASTA DE MALTRATO Y ABUSO A LAS MUJERES
Dom 10 Ene - 19:59:18 por Invitado

» LO MISMO?
Mar 5 Ene - 17:06:04 por Vic

» SIN DECIRTELO...
Mar 5 Ene - 16:57:39 por Vic

» LUGARES TEMPORALES
Lun 4 Ene - 15:48:31 por ge

» BELLA MÙSICA E IMÁGENES... (FLORES SLOW MOTION)
Mar 1 Dic - 10:22:12 por ge

» PARA REIR O LLORAR, DEPENDE DE COMO SE MIRE...
Mar 24 Nov - 13:14:34 por ge

» SABIAS QUE...
Mar 3 Nov - 11:44:09 por ge

» LA CARA OCULTA DEL VATICANO
Mar 3 Nov - 11:32:21 por ge

» CUENTO SABIO
Mar 3 Nov - 11:18:36 por ge

» EL AMIGO IMAGINARIO
Mar 3 Nov - 11:01:21 por ge

» LOS SOLDADOS JUDÌOS DE HITLER
Mar 3 Nov - 10:48:40 por ge

» ARTISTA SUBTERRANEO
Mar 3 Nov - 10:36:33 por ge

» LOS MAPAS IMPOSIBLES
Mar 3 Nov - 10:23:04 por ge

» LOS INVESTIGADORES SE ACERCAN A UN ANÁLISIS DE SANGRE PARA EL ALZHEIMER
Sáb 31 Oct - 12:56:39 por ge

» LA PATRIA / MENTIRA LA VERDAD
Sáb 31 Oct - 12:43:57 por ge

» REFLEXIONES / JOSÈ LARRALDE
Sáb 31 Oct - 12:41:19 por ge

» LA SICOLOGÍA DEL INCENTIVO
Sáb 31 Oct - 12:14:29 por ge

» DA, AMA, CONFÌA, ESCUCHA
Sáb 31 Oct - 11:16:55 por ge

» HERMOSO COMERCIAL TAILANDÈS
Sáb 31 Oct - 10:52:48 por ge

» NOS TIRABAN VENENO COMO SI FUÉRAMOS MOSCAS...
Jue 15 Oct - 21:24:48 por Gatofidio

» LAS CELULAS DE LOS HIJOS VIVEN EN EL CEREBRO DE SUS MADRES
Jue 15 Oct - 21:18:45 por Gatofidio

» LO IMPORTANTE ES SER LUZ
Jue 15 Oct - 21:15:28 por Gatofidio

» LUNA ROJA
Jue 15 Oct - 21:09:39 por Gatofidio

» SUEÑOS QUE CURAN
Jue 15 Oct - 21:02:22 por Gatofidio

» MINUSCULO (SIN COMENTARIOS...)
Sáb 3 Oct - 12:17:38 por Cris

» ENNYA - ANIRON
Miér 30 Sep - 11:17:00 por ge

» SWAN LAKE
Jue 24 Sep - 8:38:25 por ge

» CIRCULO
Vie 18 Sep - 8:37:25 por ge

» MÚSICA CON DELFINES
Jue 17 Sep - 11:14:18 por Cris

» El DESPERTAR DE SHE
Miér 9 Sep - 22:15:48 por Gatofidio

Quieres promocionar tu foro o blog aquì?

Enviame un mail a:

geaese2001@hotmail.com

o copia el banner. Subirè el 

tuyo aquí...   


Create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!



Create your own banner at mybannermaker.com!
Copy this code to your website to display this banner!

Comentarios? 

Críticas?

Sugerencias?

Tu opinión sobre la página

puedes dejarla aquí...


Guestbook


LOS BLANCOS DE VILLEGAS

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

30082011

Mensaje 

LOS BLANCOS DE VILLEGAS




Tenía el Regimiento 3 de Caballería de línea más de trescientos caballos blancos, elegidos, sanos, fuertes y ligeros, para reserva del cuerpo.

Cuando marchaba el 3 en alguna campaña, detrás de los indios que entraban o salían, los blancos iban del cabestro, de tiro, para el momento de alcanzar y chocar con los bárbaros.

Que Villegas cuidaba estos animales con más interés que su propia persona no hay ni que hablar.

Eran célebres sus blancos; y más que ellos, la pasión que les tenía el coronel.

Una tarde, el 18 de Octubre de 1877, y con motivo de que al día siguiente debía formar el Regimiento a caballo, dióse orden de que los blancos fueran llevados de la invernada y encerrados durante la noche en un corral zanjeado que existía a doscientos metros de la orilla del campamento.

El sargento Francisco Carranza y diez soldados daban, esa noche, guardia a los blancos.

Tocóse diana a la hora de costumbre, minutos antes de aclarar, y nada hubo que alarmara la quietud de la guarnición.

Es verdad que faltaba el parte del sargento Carranza; pero, un cuarto de hora más o menos, cuando no ocurría novedad, ¿qué importaba?

Por otra parte, el sargento tenía muchas cosas que atender antes de ir al detall a decir: "Sin novedad".

Habría pasado apenas media hora desde la diana cuando apareció tambaleando como un ebrio, pálido, desencajado, el sargento Carranza.

El trompa de órdenes al verlo en aquel estado, lo detiene y le pregunta:

–¿Qué le sucede, mi sargento?

–¿Y... el... co... ro... nel –tartamudeó Carranza.

–Acostao. Pero, ¿qué tiene usted que se desmorona?

–¡Los blan... cos! ¡Los blan...!

–¿Qué dice? –aulló el moreno–. ¡Santa Bárbara! Pero no... no puede ser... ¿qué le ha pasao a los blancos?

–Los indios los...

–¡Jesucristo! mi sargento. Y usted no se resierta. ¡Madre mía! ¡El coronel le encaja, de siguro, cuatro balas!

–Así debe ser el soldado que es soldado, y que no cumple con su deber. ¿Oye usted? No deserta cuando falta; porque no debe agregar un crimen a otro crimen.

El espíritu militar había vuelto al viejo Carranza su energía, y hablaba claro y fuerte.

–¿Dónde está el coronel para darle cuenta y para que me fusile si quiere?

–Aquí, sargento. ¡Oyendo a usted que se ha dejado robar los blancos sin defenderlos, porque se ha dormido, porque es un... flojo! ¿Usted sabe lo que hace un soldado cuando le pasa lo que a usted?

–Señor...

–Se mata, sargento, y no tiene cara para venir a decirle a su jefe que hizo mal en distinguirlo con su confianza y con su aprecio.

–Mi coronel, antes de matarse uno debe hacerse matar. Vengo a pedirle que me condene.

Villegas permaneció mudo largo rato.

Oprimiendo, la frente con las manos, cavilaba.

¿En qué?

¿En el suplicio a que iba a condenar al sargento Carranza?

¡Sepa Dios lo que bullía en la cabeza del coronel!

De pronto se endereza, mira fijamente a Carranza y le dice:

–Llame al mayor Sosa.

Cinco minutos después el segundo jefe del 3 de Caballería llegaba a donde se paseaba el jefe de la División.

–Ordene, coronel.

–¿Qué fuerza disponible hay en el cuartel?

–Ochenta hombres, señor.

–Bueno. ¿El mayor Solis?

–En su alojamiento.

–Bien. Acérquese. Este sargento –añadió Villegas señalando a Carranza– se ha dejado robar con los indios los caballos blancos: Ahora mismo el mayor Solis, al mando de veinte soldados, marcha y se interna en la pampa, montado de manera que pueda ir siempre al gran galope. Cuando vengan caballos de la invernada –que voy a pedir–, marcha usted con treinta soldados más; alcanza al mayor Solís, lo pone a sus órdenes y usted me trae los caballos blancos. ¿Ha entendido?

–Sí, senor.

–Y a este señor sargento lo lleva con usted, y si no es tan bravo como descuidado, le salda esta deuda que ha contraído.

2

¡A traer los blancos!

¡Y a traerlos de los toldos, y con sólo cincuenta hombres!

El coronel Villegas era verdaderamente temerario.

¡Internarse en la pampa, desconocida y misteriosa, con un puñado de milicos y con ia orden de no volver sin los blancos!

¡Qué diablo! Donde manda capitán no manda marinero.

Adelante y sea lo que ha de ser.

A las siete de la mañana sale Sosa de Trenque Lauquen, a cuatro caballos por individuo. Con él van: Julio Alba, Juan P. Spikerman. Julio Morosini, Domingo Vera y Belisario Supiciche. Este último, cadete entonces, al tiempo de montar a caballo observó que, como de costumbre no tenía cigarros. Le pidió a un soldado fuera a lo de Fanton a buscar tres atados de negros, que le pagaría al pasar.

Cuando el piquete desfilaba delante de la casa del pulpero, sale éste a la cruzada y le dice a Supiciche:

–Et, mon ami, les cigares?

–Magníficos... Un poco aventado el tabaco... pero marchan.

–Yo no diga esa. Yo diga: la plata.

–¡Ah! –sonrió el cadete, sorprendido del cobro en aquella situación de miseria y de barullo–. ¡La plata... ! ¡Apunte! –y castigando el caballo fue a incorporarse a la fila.

El francés quedó rezongando, y al entrar a la pulpería exclamó:

–¡Que apuente... ! ¡Sacrée...! Le Diable le apuentará, no a guidao, a todo ellos.

Contra los pronósticos del honorable Fanton, si el Diablo apuntó entonces, no dio en el blanco y se chingó.

La comisión de Sosa tuvo un éxito superior a todo cuanto era posible imaginar.

Los indios, una vez que salvaron la zanja, con el robo seguro, enderezaron al toldo, convencidos de que nadie iría allí a buscarlos. Y creyeron mal esta vez, por su desgracia, porque el 21 de Octubre el comandante Sosa los sorprende, a cuarenta leguas de la zanja, jugando al naipe entre ellos lo robado, y les da tal lección que ha de conmover al desierto entero.

3

Hemos visto ya como Villegas ordenó: ¡Y tráigame los blancos! –Esto quería decir: No vuelva si no los trae.

Con semejante proclama, el mayor Sosa arregló la marcha, una vez que hubo alcanzado a Solis, y cuando menos lo creía, cae de improviso sobre una tolderfa levantada en el bajo de una laguna (Loncomay) rodeada de monte. Los indios de pelea son cincuenta y dos y sólo hay un caballo atado al palenque. La gente se divierte, jugando al azar cada uno la tropilla que le había tocado en el botín: ese botín que pastaba mansamente en el cañadón, junto a cuatrocientos caballos de los pampas.

Fraccionada la fuerza en dos mitades, una para arrebatar las caballadas y otra para atender a las tolderías, Sosa ordenó al trompa que tocara a la carga.

Querer pintar aquí la sorpresa de los indios es intentar un trabajo superior a nuestras fuerzas.

Baste decir que, media hora más tarde, cincuenta y un indios habían muerto, que se habían rescatado los blancos y quitado la caballada de los ladrones, que había ciento y tantos de chusma prisioneros y que sólo un indio pudo salvarse escapando, en pelo, en el caballo que estaba atado al toldo.

Los milicos volvieron con las maletas hasta el tope de chafalonía y pilchas finas.

El regreso es verdad que fue un poco arriesgado, porque el salvaje salvado puso en conmoción el avispero y llovieron indios sobre la columna de Sosa; pero, sin sufrir un solo contratiempo, fueron batidos, y el 24 de Octubre volvían los blancos a Trenque Lauquen, habiéndose, por causa de ellos, demostrado que golpear a los indios en sus propia tolderías era simple cuestión de audacia y buenas caballadas.

Villegas fue a recibir con un abrazo a Sosa; y hasta Fanton, entusiasmado, se arrimó a Supiciche y le dijo:

–Te felicita, cadete, y te perdona les cigares. ¿Pero mi darás un caballita?

Las indias prisioneras, ¡lo que son hasta las pampas!, al día siguiente habían elegido entre los soldados, cada una, un reemplazante al finado que aquéllos dejaron panza arriba en Loncomay.

............................................................................................................................

Este relato testimonial, es parte de nuestra historia, guste o no, de lo que fue, extender el territorio "civilizado", a las heredades de sus dueños cuasi-originales, porque para la epoca que se produjeron estos hechos, la gran mayoria de los pampas eran oriundos de Chile, del territorio mapuche.
Aclarado esta parte, lo puse aqui, porque deja traslucier un comportamiento tan distinto de la actualidad, donde la palabra, el honor, la valentia y el sacrificio eran cosas de todos los dias, donde el que llegaba mas o menos a nuestra edad promedio, tenia un pacto con el diablo.... Twisted Evil



Última edición por Silu el Miér 31 Ago - 16:18:34, editado 1 vez
avatar
Gatofidio
Admin
Admin

Mensajes : 1710
Fecha de inscripción : 07/04/2011
Edad : 64

Volver arriba Ir abajo

Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

LOS BLANCOS DE VILLEGAS :: Comentarios

avatar

Mensaje el Miér 31 Ago - 14:46:33  Cris

Excelente post histórico Silu!

Y así eran las cuestiones en épocas de fortines, de cuidar la tropa, y de respetar las órdenes!

Igualito a la actualidad!scratch

(Breve síntesis)
Campaña del general Villegas en Neuquén y Río Negro



Roca siguió a Nicolás Avellaneda como presidente. Creyó que era imperativo conquistar el territorio al sur del río Negro lo más pronto posible y ordenó la campaña de 1881 bajo el mando del coronel Conrado Villegas con 1.700 soldados en tres brigadas que comenzaron la campaña a principios de 1881.

La primera brigada al mando del teniente coronel Rufino Ortega enfrentó a Tacumán, hijo del cacique Sayhueque. Alcanzó el lago Nahuel Huapi el 3 de abril, con un saldo de 23 indígenas muertos.

La segunda brigada al mando del coronel Lorenzo Vintter tomó prisionero cerca del río Collon-Curá al cacique Molfinquéo con 48 indígenas prisioneros y 17 muertos.

La tercera brigada al mando del coronel Liborio Bernal capturó 140 indígenas y mató a 45. En un año, Villegas (ascendido a general) conquistó el territorio de la actual provincia del Neuquén, alcanzando el río Limay.


Campaña de los Andes del general Villegas



A fines de 1882 el general Villegas con cerca de 1.400 hombres inició una nueva campaña con tres brigadas, lográndose incorporar la actual provincia del Neuquén:

La primera brigada al mando del teniente coronel Rufino Ortega obtuvo la rendición de Millamán con casi 100 indígenas. El teniente coronel Ruibal derrotó al cacique Queupo y el cacique Cayul fue capturado con unos 80 guerreros. El mayor José Daza derrotó a Alvarito Rumay capturando a los capitanejos Cayupán y Nahuelpán. Esta brigada mató a 120 indígenas y tomó 500 prisioneros.

La segunda brigada al mando del teniente coronel Godoy persiguió a Namuncurá, Reuque-Curá (cayó prisionero) y Ñancuche quien huyó hacia Chile. Esta brigada mató a 100 indígenas y tomó 700 prisioneros.

La tercera brigada al mando del teniente coronel Nicolás Palacios atacó a los caciques Sayhueque e Inacayal matando a 145 indígenas y tomando 500 prisioneros

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.